4 mar. 2016

¿Conviene estirar? Como todo, "cal y arena"

Pues no está muy claro. Lo primero que debemos plantearnos es si es bueno o debemos estirar. Existen detractores de determinadas formas de estiramientos y, es bien sabido que los estiramientos mal realizados en tiempo y forma pueden provocar lesiones.

Mientras que hace unas décadas se estiraba incluso antes de un partido de football, ahora hay grandes deportistas que ni siquiera estiran después de una competición.

Como en todo, las modas y las afirmaciones de personajes influyentes determinan los decálogos más que la lógica, los estudios científicos y escuchar a nuestro propio cuerpo.

A todos nos ha pedido el cuerpo estirar alguna zona concreta en muchos momentos. Por lo tanto, algo debe tener de bueno pero, sin pasarnos.

La conveniencia de estirar un grupo muscular en un momento, en unas direcciones y con una intensidad determinados dependerá de tu tipo y nivel de estado de forma, el esfuerzo que hayas realizado, el que vayas a realizar y de tu genética. 

Sí, hemos dicho tipo de estado de forma. Aunque un maratoniano esté en forma, también lo estará un velocista de corta distancia y sus desarrollos musculares serán totalmente distintos. Por lo tanto, sus estiramientos de los mismos grupos musculares no serán los mismos.

Y si has tenido una lesión puede que algunos músculos estén relajados de sobra por no haberlos utilizado durante un tiempo y otros tensos o sobrecargados por haber asumido las responsabilidades de los que no podías utilizar.

También hemos dicho genética. Tu desarrollo muscular no sólo lo determina el deporte que practicas, el tipo de fibras musculares (cortas, largas,...) y su capacidad de elongar sin romperse viene determinada por tus antepasados. 

Por lo tanto, no existen tablas de estiramientos maestras y para todos, como pretenden algunas publicaciones intentando sentar cátedra.

Los estiramientos que te propondremos en los próximos artículos serán tu responsabilidad en cuanto a llevarlos a cabo, su momento e intensidad. Tienes la posibilidad de escuchar a tu cuerpo, leer en profundidad artículos al respecto y consultar a especialistas para cada disciplina.

Los estiramientos debes realizarlos con la intensidad y en el momento adecuados, en función de tu cuerpo, el tipo de ejercicio que realices, tus objetivos y buscando el equilibrio.

Como todo, "cal y arena"
Comparte:
¿Nos sigues?