10 feb. 2016

Tipos de patines, una breve descripción de los más habituales


La variedad de patines que existen no sólo es una cuestión estética. Cada uno tiene su propósito y especialización e incluso, dentro de cada especialidad hay variantes. Partiendo de los denominados tradicionales o quad por tener dos ejes paralelos, el patinaje evolucionó a los patines en línea por tener mayor versatilidad y ventajas.

En este artículo os describimos los patines en línea más habituales. Si lo que deseas es información sobre patines para iniciarte, te recomendamos nuestro artículo: Recomendaciones sobre patines para iniciarte.


Patines Fitness

Aunque suelen ser los más baratos y atractivos cuando te quieres iniciar, para algunas personas neófitas pueden resultar poco apropiados debido a su peso, fuerza o falta de técnica, 

En la mayoría de los casos incorporan el freno de taco de fábrica y la bota es acolchada. Probablemente sean los que te resulten más cómodos al probártelos.

La unión entre la parte baja y la caña suele ser una pieza con cierta holgura de rotación para facilitar el movimiento y flexión. No obstante, este hecho también convierte este punto fundamental del patín en endeble y con riesgo a la rotura cuando vas más allá de los paseos y aplicas torsiones laterales. La guía puede ser de plástico, aluminio u otras aleaciones consiguiendo aligerar peso. Sin embargo, las guías de plástico sufren mayores deformaciones por temperatura, esfuerzos y torsiones.

Debido a los materiales de plástico y la unión entre la bota y la guía, un defecto grande en la pisada o un peso superior a 75Kg puede derivar en lo que se denomina "doblar la guía" (perdida de perpendicularidad entre la bota y la guía). Igualmente, la unión débil de la caña y la bota de tela facilita su deformación con el tiempo.

El tamaño de las ruedas oscila entre 80, 84 y 90 milímetros. Ruedas más grandes dificultan la maniobrabilidad en giros y trucos. Además una mayor altura respecto al suelo dificulta el equilibrio y el trabajo de la técnica en la pisada y la zancada.

Son ideales para iniciarte si tu objetivo es rodar con seguridad y disfrutar de rutas sencillas. No obstante, es muy probable que el cuerpo te pida más en unas semanas y necesites unos nuevos con mayores prestaciones.

Patines de FreeStyle y/o Slalom

Aunque se diferencian en algunos detalles cuando son específicos para cada una de las modalidades, su base es la misma.

La bota es rígida y con las uniones mucho más resistentes que en los de fitness. Aunque disponen de cordones, la base de su cierre y ajuste son los straps micrométricos.

La bota es rígida y de plástico (a veces fibra), y el botín suele ser extraíble con la ventaja de poder lavarlo e incluso sustituirlo si se desgasta.

Las guías suelen ser de 243mm (ruedas de 80mm) con las posibles variantes de aquellas que son específicas para el slalom y disponen de rockering ya de fábrica. En estos casos, pueden tener distintas distancias entre ejes o distintas alturas para admitir todas las ruedas de 80mm o combinadas con las de 76mm.

La guía siempre es alguna aleación metálica con objeto de tener la mayor resistencia posible a las deformaciones o roturas por esfuerzos e impactos. La sujeción a la guía elimina los remaches y busca ser lo más resistente posible. Aunque se dan casos de "doblar la guía" la mayor parte de los defectos de pisada proviene de la falta de sujeción adecuada del pie en su interior.

Aunque son bastante más pesados por los materiales que utilizan, son mucho más resistentes y suele ser un patín para toda la vida.

Su versatilidad es la mayor entre todos los tipos de patines por posibilitar las rutas de todo tipo, slalom, freestyle, maratones e incluso hockey si te inicias. En definitiva, aunque más caros que los de fitness, son los patines que más posibilidades te ofrecen de partida.

Si es una marca y modelo standard dispondrás de repuestos de todas las piezas e incluso freno de taco para cuando te inicies.

Patines de Velocidad y Fondo

Están orientados a la adquisición de altas velocidades y buscan la ligereza de los materiales. No disponen de bota sino una zapatilla que, junto a la altura por el tamaño de las ruedas requieren de gran técnica.

La zapatilla suele ser de cuero y/o fibra de carbono por peso pero, pueden dar problemas de rozaduras y dolores al no ser acolchadas. Se trata de patines muy específicos que incluso se hacen a medida o se moldean al comprarlos para conseguir el máximo ajuste al pie.


La falta de ajuste al pie como si estuviese forrado y encajado puede dificultar también su control y el aprovechamiento de todas sus posibilidades.

Lo más habitual son las ruedas de 110mm aunque, puede interesar comenzar con una altura menor para trabajar la técnica y acostumbrarse al cambio de unos patines anteriores.

Se requieren piernas y técnica para aprovechar el tamaño de las ruedas y, a veces compensa mantenerse en los 100mm para obtener mejores resultados. Las combinaciones con rockering también se utilizan.

Recientemente se han probado los patines de 125mm con tres ruedas y se están batiendo records mundiales.


En el caso del fondo y el ultrafondo, los patines de velocidad habituales (sin bota) y con zapatilla no acolchada pueden provocar molestias en los pies y los tobillos con la consiguiente pérdida de resultados. 

En estos casos, se utiliza la combinación de ruedas de velocidad con una bota acolchada y algo más baja que en otros tipos de patines pero que sujeta el tobillo 




Patines de Agresivo o Extremo

Son los que utilizan los acróbatas de los skateparks y los que utilizan los elementos urbanos para hacer sus trucos.

La bota suele ser pesada y la sujeción rígida es indispensable para el control y evitar lesiones. El interior es acolchado y lleva botín.

Una excepción respecto al resto de los patines es que la guía es de plástico. De esta manera se amortiguan los impactos en los saltos y se recepciona mejor


Además, la guía dispone de un espacio en el centro para grindar en barandillas y bordillos. Igualmente, la parte inferior de la bota lleva una pieza de plástico añadida que la recubre y permite hacer apoyos y deslizamientos laterales con el borde del patín.

Las ruedas suelen ser de unos 56mm o 59mm favoreciendo la estabilidad al estar más cerca del suelo. Incluso, las dos centrales pueden ser menores que las externas y hay rollers que no las utilizan.

Se trata de patines para un propósito muy específico que dificultan las rutas y actividades más allá de los trucos de esta disciplina.

Patines de Hockey


De piel y fibra de carbono, se trata de unos patines muy específicos que, a la vez que proteger el tobillo es necesario que permita su movilidad. 

No son acolchados en su interior y la mayoría deben moldearse para conseguir el mayor ajuste del pie. No llevan straps y sólo los cordones te servirán para ajustarlos.



La bota es de una sola pieza sin una caña independiente y, la guía suele estar unida a ella con remaches. Esto puede suponer un problema y mayor facilidad para doblar la guía si no tienes un patinaje con la técnica adecuada.

El tamaño de las ruedas ronda los 80mm y los 72mm pudiendo y las guías pueden combinar un rockerin Hi-Lo para mejorar las arrancadas y las maniobras. 

Los patines de portero de hockey son algo más especiales todavía ya que, pueden incorporar una quinta rueda, diferentes distancias entre ejes y las ruedas suelen rondar los 56mm.
Comparte:
¿Nos sigues?