15 jun. 2015

Maratón Madrid 2015. Lo que no debió ser y lo que no repetiremos.

¡Madrid se merece mucho más!

El esfuerzo que requiere organizar un evento de estas características es importante pero, cuando por un precio en el que cobran más de 5,00€ hasta por un rato (menos de 1 hora) de patinada popular, y más de 30,00€ por cortar 1,5Km de calle, algo está fallando. 
Por nuestra parte, no habrá tercera ocasión si se repite el recorrido. El año que viene pueden hacerlo alrededor de una rotonda todo el tiempo y así, los espectadores y amigos que vienen a animar nos pueden ver en todo momento.

Si en su primera edición nos inscribimos por fomentar el patinaje en Madrid. En esta segunda edición queríamos ofrecer la experiencia a nuevos rollers. Sin embargo, no merece la pena. Se disfruta más en otras ciudades, en las que se esfuerzan por fomentarlo de verdad.

Este año, para más inri, acortaron la distancia del recorrido después de publicar en la web al principio (tenemos la imagen), que iba a ser el mismo que el año pasado. En un maratón tan entretenido de sube y baja una trozo de calle, decidieron hacer que la curva a la que llegas en descenso fuese más estrecha todavía que la del año pasado. Tan estrecha que si no frenas te estrellas contra los delimitadores del carril bus.

Las razones por las que reducen el recorrido pueden ser numerosas y algunas justificadas pero, es que lo que hay que hacer es un recorrido similar al de los runners. Lo llaman maratón internacional. Si quieres que vengan rollers del mundo entero más vale que les enseñes las calles de Madrid. Si cortas Madrid una mañana para los runners, córtalo una hora más temprano y otra más después, como se hace en la mayoría de las ciudades del mundo.

En España hay patinadores de prestigio suficiente como para ofrecerles un paseo por medio Bravo Murillo. Con un recorrido decente patinadores de prestigio de todo el mundo vendrían, como ocurre en los países y ciudades donde se valora este deporte.

Y seguimos. No nos enviaron el mail con el dorsal adjunto como informaban que era obligatorio tenerlo impreso. De casualidad descubrimos dónde descargarlo. A última hora nos cambian el lugar de recogida del dorsal y precisamente no está por la misma zona. Ale! A cambiar la agenda. Al recoger el dorsal nos dan una camiseta y el dorsal así, en la manita y todo suelto. No hay imperdibles. Ni siquiera han puesto un tazón para que los cojamos. Urgente, busca imperdibles o lo llevamos el dorsal de la mano en el maratón.

En fin...

Madrid no se merece este maratón

Muy a pesar nuestro, no volveremos a inscribirnos. Dicen que no hay dos sin tres. En nuestro caso esperamos que haya tres pero no sea la continuación del dos.


Comparte:
¿Nos sigues?