7 ene. 2016

Terceros en la categoría femenina del ascenso a Navafría (2015)

Tres Rolly Quasar se atrevieron con el reto de la Subida a Navafría. Se trata de un evento de distancia corta (11k) pero, con un desnivel importante y constante.

Mientras dos de ellos aceptaban el reto a modo personal y temiendo no cumplir con unos tiempos de referencia pero que cumplieron de sobra, Inma estaba entrenada desde su viaje a Etiopía. 

La constancia y la disciplina habitual en sus compromisos de entrenamiento eran la clave. Haber superado puertos con casi el triple de distancia y las mismas pendientes, eran suficientes.

Sólo la parte psicológica era la duda por no creerse que era capaz de hacer podio. En estos eventos cualquier detalle te puede hacer fallar en tus metas (un mal desayuno, un disgusto,...) Pero, si no te lo crees, seguro que fracasas.

¡Enhorabuena, Inma y a los dos rayitos!



Comparte:
¿Nos sigues?