28 abr. 2016

Disgusto contra los Sioux (2 - 1) pero, la lección más importante (la mente y la mentalidad)

El contrincante histórico desde hace ahora casi ya un año en su primer partido, volvió a derrotar a los Rollybears. El 2 - 1 supo muy mal nada más terminar el partido por la motivación y las ganas que tenían de ganar a los Sioux.

Sin embargo, la evaluación es muy positiva si lo analizamos con la frialdad posterior. Los Rollybears han dominado la pastilla en los tres partidos, jugando en equipo e intentando siempre compartirla.

Dentro del nivel y categoría en la que juegan, y sin olvidar que el propósito es amateur, no necesitan protagonistas individualistas o jugadores de categorías superiores para disfrutar.


Dominaron el partido pero, no supieron abrir el cuadrado tan cerrado al que los Sioux se vieron obligados, no estuvieron acertados en el tiro y, dos contraataques fueron los dos goles. 

Si no hubiese sido por el punto de motivación con ansiedad que pudiese existir por el pasado, la derrota no habría sabido a disgusto o fracaso y, habrían visto que jugaron mucho mejor.

El nuevo entrenador lleva poco tiempo trabajando y el cambio de sistema aún tienen que asimilarlo pero, el camino y el enfoque para disfrutar en cada partido en equipo y seguir aprendiendo está tomado.

Ya están pensando en el siguiente partido y en la liga para la temporada que viene.

Ánimo Rollybears!!!
Comparte:
¿Nos sigues?