17 may. 2016

Burgos. Pequeña, agradable y cómoda para rollear

Las ciudades con historia suelen ser incómodas por los adoquines. Burgos se hace fácil con las grandes losas del suelo en la mayoría de las calles de la zona antigua e incluso en las remodeladas.

Limpia y tranquila, era una ciudad pendiente de visitar en patines y que siempre mirábamos con deseo desde la carretera con tantos viajes a eventos del norte.

Los dos ríos y las zonas arboladas transforman el recorrido de los carriles bici - roller en un paseo corto pero agradable.


Además de el encanto urbanístico y monumental de la ciudad, en Burgos se cultiva también el buen comer. Es una ciudad ideal para dedicarle un día en patines y con algunas localizaciones interesantes para probar saltos y trucos de freeStyle y agresivo si cuidas el mobiliario urbano y los monumentos o zonas protegidas.

Si los chicos de Roller Burgos volviesen a celebrar las 3H Ribera el plan de fin de semana es perfecto.

Burgos es muy recomendable para patinar. 


Comparte:
¿Nos sigues?